Cabeza arriba y pecho fuera

Hoy os traemos otra bonita historia de superación personal. A Martín de la Puente le amputaron la pierna a los 7 años porque era lo mejor. Unos padres con mucho sentido común le ayudaron a normalizar su situación y, sabiamente, no lo sobreprotegieron. Al principio sufrió. Pero un día dejó de esconder cabeza, sacó pecho y probó el tenis en silla de ruedas, que le dio un chorrazo de autoestima. 

Vamos con esta bonita ‘Contra’ y ¡feliz fin de semana!
https://bit.ly/2m55fTD

Volver a "Actualidad"