Una cuestión de género

Las conquistas en los derechos de las mujeres nunca han sido fáciles y en el pasado, menos aún. En 1993 Bill Clinton, por aquel entonces presidente de Estados Unidos, nombró jueza del Tribunal Supremo a Ruth Bader Ginsburg, cuya biografía, con una narrativa muy amena, podéis conocer a través de la película ‘Una cuestión de género’, disponible en Netflix.
Ruth, junto a su marido el abogado Martin Ginsburg, cambió el curso de la historia con un singular caso sobre discriminación de género que abrió el camino para la igualdad en los Tribunales.
¡Feliz fin de semana!
Volver a "Actualidad"