Una educación que conduzca al florecimiento

Nuestra mirada condiciona las posibilidades de realización de toda forma de vida. Por ello, está en nuestras manos crear las circunstancias para que la educación florezca, junto a una mirada apreciativa que dé alas. Fue Goethe quien dijo ‘trata a un ser humano como es, y será lo que es. Pero trátalo como puede llegar a ser, y se convertirá en lo que está llamado a ser’.

No os perdáis el vídeo que, al respecto, encontraréis en nuestro perfil de Facebook.

¡Feliz lunes!

Volver a "Actualidad"